El paque ideal para un bebé 

Hoy os quiero hablar del parque que le compramos a meloncito. Con los dos mayores teníamos otro parque pero al guardarlo en el trastero se nos estropeó.

Éste era el que teníamos. Lo compramos de tamaño gemelar porque los demás nos daba la sensación de que eran muy pequeños para que pudieran jugar, hacer la croqueta o lo que quisieran hacer. La mayor lo usó bastante. Cuando ya empezó a ponerse de pie lo tuvimos que quitar porque un par de veces se le quedó enganchado el pendiente en la red y nos daba miedo meterla ahí.

El mediano casi ni lo tocó. Querían jugar juntos y solíamos meterlos en el parque,  pero la mayor ya tenía tres años y se quedaba pequeño. Y el mediano no quería, ni de broma, meterse solo.
Como ese parque se nos había estropeado, no teníamos ninguna zona de juegos para meloncito. Nos planteamos comprar otro parque, pero teníamos varios contras:

  • En nuestro piso no tenemos tanto espacio como antes para tener un parque que abulta tanto.
  • Tendría que estar él solo en el parque, sin poder jugar con sus hermanos.
  • Los mayores se colgarían del borde (la mayor lo hacía) y habría peligro de que volcara.
  • Es muy incómodo a la hora de meter al niño y sacarlo si todavía no se puede poner de pie.
  • Y por último la red. La dichosa red…..esa red en la que se enganchaban los pendientes de la mayor. Esa que mordían e incluso a veces vomitaban…esa que no había forma de quitar para meterla en la lavadora.

Muchos contras, ¿verdad? Por eso decidimos desechar la idea del parque y empezamos a pensar en las mantas de actividades o gimnasios.

Pero tampoco nos convencía. Sus hermanos le quieren mucho, muchísimo,  demasiado! Asique necesitábamos limitar un pelín el contacto, que pudieran jugar pero no aplastarle. Y buscando y buscando encontramos la solución!!!

Nuestro súper parque. El parque ideal. El colchón evolutivo Pili Mat.

  • El tejido es muy fácil de lavar.
  • Tiene una manta con sonajero, mordedor y espejo.
  • Tiene la altura perfecta para que sus hermanos jueguen con él sin aplastarle. 

  • Es más que un parque, va evolucionando junto con nuestro bebé.

  • Es muy flexible y plegado no ocupa nada,  pero nada de nada!

En serio, ¿qué más se le puede pedir a un parque? 

Y vuestros bebés,  ¿dónde juegan? Si queréis podéis contármelo en los comentarios. 

Gracias por leerme y hasta la próxima! 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s